Noticias Salud y Moda » Cómo tener un cutis terso realizandote un lifting

Noticias, salud y moda

Cómo tener un cutis terso realizandote un lifting

El pasar del tiempo es el enemigo número uno de la lozanía del rostro y cuello, sin embargo, estas huellas se pueden borrar a través de un tratamiento de cirugía estética conocido como lifting. Esta intervención se concentra en estirar y reponer en su posición los músculos y grasa facial para devolver el tono natural de la juventud.

Para tener garantía de excelentes resultados debes dejar tu rostro en manos de los expertos como los que laboran en la Clínica Menorca, quienes tienen años de experiencia en le realización de este tipo de tratamientos de belleza. Además, ofrecen las mejores instalaciones clínicas y complementadas con tecnología de punta.

A continuación, vamos a explicar en qué consiste el lifting y algunas consideraciones que deberás tener presentes antes y después de la operación.

Desarrollo de la intervención

Los cirujanos de la Clínica Menorca ingresan a la paciente en el quirófano y utilizan anestesia local o sedación, luego proceden a estirar la piel y reponer el músculo facial y grasa en su posición original.

Dependiendo del área donde se realice el estiramiento la intervención tiene diferentes denominaciones, entre ellas:

  • Lifting temporal: Consiste en el estiramiento del área lateral de la frente con el objeto de elevar las cejas.
  • Lifting cérvicofacial: Se refiere a la reposición y elevación de los músculos del cuello, además de toda la zona temporal.
  • Lifting facial: En este método se estira toda la frente para eliminar las líneas de expresión y arrugas del entrecejo.

Luego de que el cirujano suture las pequeñas incisiones que realizó, procede a colocar un vendaje especial en el rostro de la paciente para fijar los músculos y disminuir la inflamación.

Cuidados previos y posteriores

Antes de someterte a esta cirugía estética debes tener en cuenta que no puedes ingerir alimentos ni bebidas durante las seis horas previas a la operación, debes asistir al quirófano sin maquillaje, objetos metálicos como anillos, aretes, piercing entre otros. Además, evitar el uso de anticoagulantes y aspirinas que puedan producir reacciones a la anestesia.

Luego de salir de la sala de cirugía debes mantener la mentonera o vendaje del rostro durante los siguientes cuatro días, mantener un drenaje las próximas 24 horas, asistir a consulta luego de 15 días para retirar los puntos de sutura y proceder a realizarte los masajes linfáticos para mejorar la recuperación.

Por otra parte, si estás buscando alternativas para complementar un look más joven puedes preguntar a los expertos sobre la terapia de cavitación en Madrid, la cual se aplica con tecnología de punta en las instalaciones de la Clínica Menorca.

Con la cavitación conseguirás un cuerpo más esbelto sin hacer dietas extremas, además podrás ver los resultados desde la primera sesión de tratamiento.